viernes, 11 de mayo de 2018

Estilo Coelho pero a mi manera (♫♪)




Hace mucho, mucho tiempo, no recuerdo ni cuántos años hace, decidí que no me iba a avergonzar de lo que me gustara, ya fuese cutre, malo, la gente lo odiara o se riera por ello. No creo en la frase "guilty pleasure". Si te gusta, deja de sentirte culpable por ello.


La gente que me conoce sabe que parte de mi vida incluye Take That, ver series como Anatomía de Grey (aunque creo que esta temporada será la última pero por otros motivos que no vienen al caso), disfrazarme, bailar incluso en las paradas de autobús, o disfrutar como una enana viendo Eurovisión entre otras cosas. Y sí, aunque esté sola, escribo en un papel los países y pongo puntuación a sus canciones (las que me suelen ser las últimas).


Haced lo que os dé la gana cuando os dé la gana y como os dé la gana. Mientras no hagáis daño a nadie, es vuestra vida, sólo (no me acostumbro a quitar la tilde) estamos aquí por un tiempo limitado y no es como si esta fuera de prueba y luego tuviéramos otra para hacer las cosas de otra manera. No.
Y esto es manido pero es cierto: cuando miras atrás te arrepientes de lo que NO has hecho o no has dicho.


Decid te quiero siempre que lo sintáis aunque os pongan caras raras, llorad a moco tendido con esa película si es lo que os pide el cuerpo aunque esteis rodeados de gente, bailad "El paquito chocolatero" si es la canción que os hace felices, gritad a pleno pulmón si lo necesitáis o id a visitar a esa persona en vez de postergarlo una y otra vez.
Este es mi consejo del día. Gustaos y estad orgullosos de quiénes sois. Y al que no le guste, que no mire.

martes, 27 de marzo de 2018

Alana 2001-2018


                                    

La ciencia nos dice que todo lo que existe es energía y que la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Y esto quiere decir que nosotros somos energía, y que no nos creamos ni nos destruimos, sólo nos transformamos. Es decir, no tenemos principio ni final: somos eternos.








Así que, tú siempre serás eterna, Alana, por todo lo de arriba, por todo el amor que nos diste durante 17 años, por ser la primera y por ser la gata más bonita del mundo mundial. 


                          


Gracias, preciosa.

Te quiero.


                 

jueves, 22 de marzo de 2018

Katsuko Saruhashi


Google conmemora en otros países (aquí no) a Katsuko Saruhashi, que nació un día como hoy hace 98 años en Tokio. Era geoquímica y contribuyó a mostrar evidencia de los peligros de la lluvia radiactiva en el mar y la atmósfera, además de realizar las primeras mediciones de los niveles de CO2 en el agua de mar en 1954. Fue la primera mujer en terminar un doctorado en química en la Universidad de Tokyo en 1957, la primera también en ser elegida en el Consejo de la Ciencia del Japón en 1980, y la primera en ganar el premio Miyake por sus contribuciones a la geoquímica en 1985.


También fue pionera en las luchas feministas en su país:
"Hay muchas mujeres que tienen la capacidad de convertirse en grandes científicos. Me gustaría ver el día en que las mujeres puedan contribuir a la ciencia y la tecnología en pie de igualdad con los hombres".


Estableció el Premio Saruhashi en 1981, reconociendo a las mujeres científicas por su distinguida investigación en ciencias naturales.


Día Mundial del Agua

Hoy es el#WorldWaterDay, o lo que es lo mismo, #DíaMundialDelAgua

1800 millones de personas (1800 millones, ¿os hacéis una idea?) usan una fuente de agua contaminada por material fecal, lo que las pone en riesgo de contraer el cólera, la disentería, el tifus o la polio. El agua no potable y unas pobres infraestructuras sanitarias, así como la falta de higiene, causa alrededor de 842 000 muertes al año. El agua libre de impurezas y accesible para todos es parte esencial del mundo en que queremos vivir. Hay suficiente agua dulce en el planeta para lograr este sueño. Sin embargo, actualmente el reparto del agua no es el adecuado y para el año 2050 se espera que al menos un 25% de la población mundial viva en un país afectado por escasez crónica y reiterada de agua dulce.





La sequía afecta a algunos de los países más pobres del mundo, recrudece el hambre y la desnutrición. Esa escasez de recursos hídricos, junto con la mala calidad del agua y el saneamiento inadecuado repercuten en la seguridad alimentaria, los medios de subsistencia y la oportunidad de educación para las familias pobres en todo el mundo.


Los problemas medioambientales, junto con el cambio climático, provocan las crisis asociadas a los recursos hídricos que ocurren en todo el mundo. Las inundaciones, sequías y la contaminación del agua se agravan con la degradación de la cubierta vegetal, los suelos, los ríos y los lagos. Cuando descuidamos los ecosistemas, dificultamos el acceso a los recursos hídricos, imprescindibles para sobrevivir y prosperar.


Las soluciones naturales pueden dar respuesta a muchos de los desafíos relacionados con el agua. Queda mucho por hacer para implantar las infraestructuras ecológicas y armonizarlas con las tradicionales allí donde sea posible. Plantar bosques (¿recordáis lo que siempre digo de los árboles?), reconectar los ríos con las llanuras aluviales y restaurar los humedales devolverá el equilibrio al ciclo del agua, además de mejorar la salud pública y los medios de vida.