Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 7 de enero de 2011

Series que han terminado pero que merecen la pena


Tony Soprano, italo-americano de Nueva Jersey, está estresado e insatisfecho, atravesando una crisis de la mediana edad.

El personaje de Tony Soprano se construye desde la revisión de los modelos fundacionales de la historia del cine de gángsters que están presentes desde la cita directa o indirecta, imitaciones, chistes, y toda clase de referencias (la imitación constante de Michael Corleone que realiza el personaje de Silvio, las charlas sobre El padrino, la proyección de El enemigo público, etc.). Son héroes de ascenso y caída trágica, héroes clásicos de los cuales Tony es un reflejo distorsionado y disgregado. Su imposibilidad de mantener a sus dos familias en armonía y según los códigos de la tradición lo piden lo son la causa de los ataques de pánico que lo llevarán al psicoanálisis. La presencia de una madre castradora y autoritaria que conspira contra su propio hijo, su tío que es su principal rival en los negocios y también conspira contra él junto con su madre, los conflictos generacionales con sus hijos y los problemas de comunicación con su esposa son algunos de los ejes de su terapia y de la serie. Y por el lado de la familia mafiosa, la lucha por el poder como consecuencia de la muerte de cáncer del jefe, Jackie Aprile, y más adelante los problemas con las familias de Brooklyn. A diferencia de la mayoría de las historias de mafiosos, Los Soprano no transcurre en New York o Chicago sino en New Jersey, cuya geografía se nos invita a recorrer con los títulos iniciales de cada capítulo. Frente a los grandes negocios mafiosos aparece el del reciclaje de basuras. Otro de los grandes temas que recorre la espina de la serie es la esencia y los conflictos del italo-americano en Estados Unidos, como otra forma de problematizar el tema de la identidad (tanto individual como grupal, y en las dos familias).




La serie se enfoca en las vidas personales y profesionales de los distintos personajes que trabajan en Sacred Heart (Sagrado Corazón), un hospital docente. Ofrece personajes parlanchines, bromistas, con diálogos a ritmo rápido, surrealista, con imágenes que se presentan como ensoñaciones de los personajes principales. Esta última característica originalmente se centraba por completo en el personaje principal, el doctor John Dorian (alias J.D.), sin embargo se amplió a la ensoñación de otros personajes conforme la serie progresaba; primero en episodios especiales y después integrando dichas ensoñaciones a las de J.D., pero siempre de manera ocasional en ciertos episodios de la serie.





La historia comienza con cuatro amigos (Chandler, Monica, Phoebe y Joey) conversando en una cafetería llamada Central Perk. A medida que transcurre el inicio del capítulo aparece el quinto personaje (Ross) y posteriormente la sexta (Rachel). Este encuentro dentro de la cafetería marca el comienzo de una comedia basada en la amistad, los triunfos y caídas, el amor, el pasado y el futuro de un grupo de amigos en la ciudad de Nueva York.


David Schwimmer, actor que interpreta a Ross Geller.Rachel viene de abandonar en el altar al que iba a ser su esposo y ha escapado de su vida de niña rica para entrar en un mundo donde deberá hacerse cargo de su propias necesidades, buscando el apoyo de su única amiga en la ciudad, Monica. Decide quedarse en su apartamento y comenzar una vida normal. Ross, que siempre había estado enamorado de ella, encuentra una nueva oportunidad de conquistarla después de su matrimonio fallido con Carol. Su intento no es en vano; sin embargo, entre comienzos y rupturas Ross y Rachel tendrán que esperar diez años para estar juntos definitivamente, pasando por sus vidas dos rupturas, una reconciliación, una boda, un divorcio y una hija llamada Emma.

A pesar de estar latente durante toda la serie el amor entre Ross y Rachel, este no roba protagonismo al verdadero sentido desenfrenado de la serie donde cada uno puede presentar un matiz completo de citas, noviazgos y matrimonios. Otra pareja que sí logró concretar de una manera más rápida su relación fueron Chandler y Monica quienes tras haber pasado desengaños y amores rotos encontraron que la pareja perfecta eran ellos mismos y después de un tiempo escondiendo su relación, finalmente esta salió a la luz, llegandose a casar en la séptima temporada.

El toque más puramente humorístico se lo otorgan Phoebe y Joey quienes en la serie dejan a entender muchas veces, que podría surgir un romance entre ellos, e inclusive hay casos donde Phoebe dice que terminarían juntos. Finalmente esto no sucede, Phoebe termina felizmente casada con Mike Hannigan y Joey parte rumbo a Hollywood a realizar su sueño de convertirse en una verdadera estrella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario