Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Necesito escribirte estas palabras


Necesito escribirte estas palabras, porque estoy al borde del colapso y me temo que tú, sí, tú, tienes la culpa de ello. Poquito a poco, como quien no quiere la cosa, te has ido introduciendo en mi vida, con una sonrisa, con unas canciones, con una sabiduría que me mata y me hace querer aprender contigo.
Necesito escribirte estas palabras porque añoro tu voz y tu mirada, sí, tu mirada, suena cursi, lo sé, pero me miras y me descolocas como te descolocas tú intentando seguir mis pasos de baile -como si yo fuera buena bailarina…-.
Necesito escribirte estas palabras porque yo ya no puedo hacer nada más para que te des cuenta de que quiero besarte -podría poner luces de neon, pero quizá quedaría un pelín chabacano- y que cuando hablo contigo me tiembla la voz, como si fuera una adolescente.
Necesito escribirte estas palabras porque me estoy transformando en algo que se me ha ido de las manos, en algo loco, en algo totalmente desconcentrado, en alguien que espera -y desespera- por saber qué ocurre aquí, contigo, con mi vida, con mis ganas de que me abraces, de sentir el roce de tu cuerpo y de reir contigo a todas horas.
Necesito escribirte estas palabras porque me niego rotundamente a dibujar corazones, porque quiero que me digas cómo hacer que me mires con los ojos con los que yo te miro, para que pierdas los nervios, los miedos, y te lances, porque yo ya no puedo hacer más, sólo esperar a que reacciones.
Necesito escribirte estas palabras para saber si crees que algún día, tal vez, quizás, tú también necesitarás escribirme algunas palabras.

1 comentario: