Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 21 de marzo de 2011

Primavera y Día Mundial de la Poesía


Sí, llega hoy, la gente está más animada, sale el sol, los pajaritos cantan, los días son más largos... y es tu cumpleaños. Como no me quiero poner tristona, que además no le pega nada a una entrada dedicada al tema, hablaré sólo de la primavera y de la poesía en sí, y a ti te diré -a parte de felicidades, obvio- que aunque estés a 2580,761 kilómetro –lo he buscado en una nueva herramienta de Google- te deseo todo lo mejor.Peeero... volvamos a la primavera.
La gente que tenga alergias quizá no esté de tan buen humor, y aquellos que estáis como locos -yo soy una de aquellos- por el sol y el cielo azul, y las temperaturas que suben, os recuerdo -y me recuerdo a mí misma- que la primavera tiene también sus lluvias, vientos... o sea, lo que comunmente llamamos "tiempo loco". Astronómicamente, esta estación comienza con el equinoccio de primavera, que para el que no lo sepa, es el momento del año en que los días tienen una duración igual a la de las noches en todos los lugares de la Tierra.
Para celebrar además que es el Día Mundial de la Poesía, os voy a poner unos poemas sobre esta estación, que espero que disfrutéis, y el mensaje del director General de la UNESCO como motivo de la proclamación del día de hoy
MENSAJE DEL DIRECTOR GENERAL DE LA UNESCO (Koïchiro Matsuura)CON MOTIVO DE LA PROCLAMACIÓN DEL DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA
(21 de marzo de 2001)

La poesía es un arte milenario. Es arte verbal, juego de palabras, estética oral. Pues un poema no se lee. Se dice.


Por ello la poesía ha podido atravesar épocas y continentes. Fruto del imaginario tanto individual como colectivo, la poesía es un elemento permanente en la construcción de la vida social, tanto como la música, la danza y las artes plásticas. La poesía está presente en todas partes y, sin embargo, es al mismo tiempo inasible. Su fragilidad aparente, ligada a su carácter inmaterial, hacen de ella un arte superior invulnerable, que no teme los asaltos del tiempo o de las intolerancias.

Al igual que el conjunto del patrimonio inmaterial, este arte debe ser objeto de toda nuestra atención. Aunque todos la admiran, se publica poca poesía y se la traduce aún menos. Se encuentra en el corazón de todas las lenguas, pero a menudo es de difícil acceso.

Arte que le permite a una lengua echar raíces y renovarse, mensajero particularmente auténtico de una cultura, testigo refinado o singular de una historia, la poesía puede enseñarnos mucho acerca del universo de los otros, sobre sus valores y sus sueños. La poesía es una puerta abierta para el diálogo y la comprensión entre los pueblos, valores que celebramos en este Año de las Naciones Unidas del Diálogo entre Civilizaciones.

La UNESCO trabaja en pro de la difusión y de la enseñanza de la poesía en el sistema escolar y apoya todos los esfuerzos que puedan hacerse en materia de edición y de traducción de poesía. Invito a nuestros Estados Miembros a contribuir ellos también, de todas las maneras posibles, a la promoción permanente de la poesía.




De qué callada manera... - Nicolás Guillén
¡De que callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera la primavera!
¡Yo, muriendo!

Y de que modo sutil
me derramo en la camisa
todas las flores de abril

¿Quién le dijo que yo era
risa siempre, nunca llanto,
como si fuera
la primavera?
¡No soy tanto!

En cambio, ¡Qué espiritual
que usted me brinde una rosa
de su rosal principal!

De que callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera la primavera
¡Yo, muriendo!

Idilio - Federico García Lorca
A Enrique Durán

Tú querías que yo te dijera
el secreto de la primavera.

Y yo soy para el secreto
lo mismo que es el abeto.

Árbol cuyos mil deditos
señalan mil caminitos.

Nunca te diré, amor mío,
por qué corre lento el río.

Pero pondré en mi voz estancada
el cielo ceniza de tu mirada.

¡Dame vueltas, morenita!
Ten cuidado con mis hojitas.

Dame más vueltas alrededor,
jugando a la noria del amor.

¡Ay! No puedo decirte, aunque quisiera,
el secreto de la primavera.

Juan Ramón Jiménez

Ya viene la primavera.
¡Lo ha dicho la estrella!

La primavera sin mancha.
¡Lo ha dicho la agua!

Sin mancha y viva de gloria
¡Lo ha dicho la rosa!

De gloria, altura y pasión.
¡Lo ha dicho tu voz!



La Primavera besaba - Antonio Machado

La primavera besaba
suavemente la arboleda,
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda.

Las nubes iban pasando
sobre el campo juvenil...
Yo vi en las hojas temblando
las frescas lluvias de abril.

Bajo ese almendro florido,
todo cargado de flor
-recorde-, yo he maldecido
mi juventud sin amor.

Hoy, en mitad de la vida,
me he parado a meditar...
!Juventud nunca vivida
quién te volviera a soñar!


No hay comentarios:

Publicar un comentario