Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 30 de junio de 2011

Series VII (que no han terminado)

Os voy a hablar de las series que me han salvado este mes de junio y que además, excepto Falling Skies, en principio ni me llamaban la atención. Probablemente, de hecho, no pasen a la historia como han hecho otras, pero para el verano no vienen mal, son sencillas y divertidas, ¿algo más para las vacaciones?



Sí, es muy tópica y típica, desde que los protas sean un hombre y una mujer con su correspondiente tensión sexual (que ya no falta en practicamente ninguna serie desde que se inventó con Luz de Luna y Remington Steel, ambas series de mi niñez y de las que no os he hablado todavía, pero todo llegará) hasta el hecho de que se dediquen a investigar y que la localización sea en Nueva York.
Trata de un escritor de best-sellers, Richard Castle (Nathan Fillion) que se queda sin inspiración. Sin embargo, ésta parece volver a llamar a su puerta cuando un presunto asesino en serie imita los asesinatos de sus novelas. Una vez metido en la policía para colaborar en el caso, descubre allí la que será su nueva protagonista, la inspectora Kate Beckett (Stana Katic). Una vez dentro, no le echarán ni queriendo.
Hay otros personajes como Javier Esposito (Jon Huertas),un policía a las órdenes de Beckett, con la que se muestra satírico e irónico; Kevin Ryan (Seamus Dever), un policía a las órdenes de Beckett, y sus escenas con su compañero Espósito suelen ser de las más graciosas; Lanie Parish (Tamala Jones) la médico forense del grupo (¿pensabais en serio que no habría una forense?); Roy Montgomery (Rubén Santiago-Hudson) el jefe de los policías que decide que Castle acompañe al equipo en los casos; Alexis Castle (Molly Quinn), la hija adolescente de Castle, quién resulta ser bastante madura para su edad, y desde luego mucho más que su padre y su abuela; y por último, Martha Rodgers (Susan Sullivan, increible actriz que todos reconocemos por Falcon Crest y que en ocasiones parece que se interpreta a sí misma) es la madre de Castle, abuela de Alexis y una antigua actriz de Broadway.
¿Por qué la veo si es tan típica? Porque me río mucho, ni más ni menos.
Ya hay fecha de hecho para la cuarta temporada, que comenzará el lunes 19 de septiembre.




Leverage, en español "Las reglas del juego", es una serie donde un grupo de ladrones deciden robar a gente que abusa de su poder contra personas inocentes, quienes suelen ser a menudo víctimas de estafas y fraudes. Es decir, que es una mezcla entre El equipo A, Robin Hood (aunque de eso ya tenía también El equipo A) y la película El golpe.
La trama gira entorno a Nate Ford (Timothy Hutton que no aparenta los cincuenta años que tiene ni forzándolo), un ex-investigador de seguros que dejó la compañia para la que trabajaba a raiz de que esta se negase a pagar un tratamiento medico para su hijo. Nate será contratado por un ejecutivo para que recupere unos planos y no le quedará más remedio que formar equipo con: Parker (Beth Riesgraf), una experta ladrona; Alec Hardison (Aldis Hodge), un especialista en Internet y en fraude informático; Eliot Spencer (Christian Kane), capaz de deshacerse de una panda de secuaces sin derramar una gota de sudor, y Sophie Deveraux (Gina Bellman), una estafadora que podría ganar premios como actriz por sus excelentes interpretaciones para llevar a cabo la estafa que se propongan. De hecho, como comprobaréis en el Intro, así es como claramente les presentan para que nadie se haga ningún tipo de lio: ladrona, hacker, matón, estafadora y cerebro.
Pronto empezarán a darse cuenta de que trabajan mejor formando equipo y se iran organizando para llevar a cabo sus planes.
¿Lo bueno? Pues al igual que antes, tiene cosas muy divertidas y personalmente me gustan bastante las películas que tengan a estafadores de por medio, como el film antes mencionado de El Golpe. Además, al principio resulta muy entretenido ver por dónde tirarán para salirse con la suya cuando se les complican las situaciones. Lo malo, que vista una temporada practicamente vistas todas menos quizá la mitad de la tercera que cambian al personaje de Gina Bellman por Jeri Ryan y que además es cuando empieza a aparecer la novia (¿o ya es ex?) italiana de George Clooney, Elisabetta Cannalis. Aún así, sus “Jobs” (todos los títulos de los capítulos llevan esta palabra, para los no ingleses es “trabajo”) son basicamente una y otra vez dar vueltas a lo mismo, cómo conseguir lo que quieren timando a los malos.




Mirad que la esperaba con ilusión, más que nada por quién está detrás (Steven Spilberg), pero aún así el primer capítulo, que pasaba de la hora de duración, me ha dejado tibia. Supongo que lo que ocurre es que se dedicaban basicamente ha hacer una presentación de los personajes y de la situación, pero yo no veía mas que “La guerra entre dos mundos”, es decir, otra vez, nada nuevo. Lo que más me gustó fue la Intro.
La serie se centra en Tom Mason, un antiguo profesor de Historia en una universidad de Boston cuya familia ha sido destrozada. Su esposa murió en el ataque inicial y uno de sus tres hijos ha sido capturado. Decidido a recuperar a su hijo y mantener a los otros dos a salvo, Tom debe poner a prueba su conocimiento de historia militar como uno de los líderes del movimiento de resistencia formado por soldados y civiles en contra de la invasión alienígena, conocido como 2nd Mass, debido a su localización en Boston, Massachusetts. Ellos tratan de obtener información sobre la inteligencia extraterrestre, con el fin de algún día poder ser más inteligentes para así poder vencerlos y reconstruir sus vidas.
La voy a dar una segunda oportunidad, eso sí, pero también os aviso, sólo hay diez capítulos en esta primera temporada, y no duran una hora como en la premiere, sino los 42 minutos habituales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario